¿Dònde quedò el amor?

 

Normalmente esta página está dedicada al futbol potosino pero pues ya que estamos con aires mundialistas pues nos subimos al barco y aquí una pequeña contribución con temática mundialista.

No es queja ni criticas chairas sobre el capitalismo voraz y absurdo bajo el que actualmente vive nuestro futbol (sí se le puede llamar nuestro), simplemente el “amor” que sentía por el futbol ya no es el mismo. Ya comenzó el mundial y no espero mucho de la selección mexicana, de verdad que me gustaría verlos ganar y porque no disfrutar de un quinto partido, crecí siendo parte de esa “chusma futbolera”. Mi padre ya desde muy niño me llevaba al Estadio Azteca a disfrutar del clásico nacional, la verdad que era yo muy niño para entender de esas pasiones descarriadas que provoca el futbol, pero en mi memoria tengo hermosos recuerdos de cómo se vivía el futbol en las tribunas, simplemente era de las cosas que disfrutaba más que nada.

Llegaron otros tiempos y mis idas se limitaban a ver juegos en el viejo Plan de San Luis, fracasos tras fracasos, malos equipos, malos rivales, malos jugadores. En fin, crecí viendo la famosa Primera A. de lo único que me podía colgar y disfrutar como mío era cuando jugaba la selección nacional porque el pinche San Luis nomas no daba una, todo comenzó con la Copa América del 93,  recuerdo el mundial del 94 creo que fue un domingo cuando se cayó ante la selección de Noruega, fue triste pero después vino esa victoria ante Irlanda, y después, ¡pum papá¡ El pinche feo de Marcelino Bernal le metía gol a los italianos, lo celebre en grande, así como grande fue el dolor de ver fallar al baboso de García Aspe en los penales ante Bulgaria, era yo un chamaquito puberto pero me dolió caer así ante los pinches búlgaros.

Después llego el 98, que si Corea, que Bélgica y que si le sacamos el empate a Holanda. ¡A huevo putos! Pasamos al cuarto juego, vámonos a echar desmadre a Carranza, que importa que el San Luis juegue de la chingada, quien se acuerda de esos cabrones, pero después, otra vez. Si, los pinches alemanes nos vacunaron.

Llega el 2002, ya estábamos en primera. Si, a huevo,  todo era risas y diversión, pinches juegos de madrugada, no podía pedirse más, chupe y futbol en el antro, otro día ya más de mañana los italianos solo se quedaron como chinos viendo Borguetti cual tal lechuza volteaba el cuello para meterles un chingado golazo. Si, ya la hicimos, todo está papita, vamos contra los putos gringos, ahora si ya chingamos, los cartones de cerveza y la botana están listos, pero con el transcurrir del juego ni ganas te dan de otra cerveza, “chale, putos gringos y el idiota de Marquez haciendo sus pendejadas” pero más pendejo Aguirre que metió a García Aspe para que se retirara. ¡Chiguen a su madre todos!  ¿Para esto me desvele? Ya ni la chingan perdimos con los putos gringos, todo es culpa del pendejo de Aguirre.

A partir de ese momento ya nada fue igual, decidí que esos weyes que se ponen la playera de la selección no merecían ni mis corajes ni mis chelas, no señor, váyanse a la chingada, ya estuvo putitos. Y total que en el 2006 ya la neta ni me acuerdo contra quien se jugó la primera ronda, me acuerdo que no jugaron tan mal y recuerdo el juego contra Argentina. Si, a huevo que dolió pero ya no fue igual. Es como cuando ya no esperas nada de alguien y como que después ya te termina valiendo madre. Total que llego el 2010 y fue más de lo mismo, pero con  menos emoción que cuatro años atrás, si ves las cosas fríamente y dejas de apasionarte o teniendo falsas esperanzas en quien sabes que de todos modos te va a fallar pues mejor ni me emociono, entre los idiotas de Aguirre, Bautista y el “Guishe” terminaron de sepultar mi pasión por un mundial.

Llega este 2014 y si hace cuatro años no estaba tan entusiasmado créanme que ahora lo estoy menos, es mas no hay ni por donde ver el mundial, pinches comentaristas están de la chingada, el mentado Pollo y el otro animal que ni me acuerdo cual es simplemente no los tolero, a los idiotas de Martinolli y al mentado Doctor García tampoco los tolero, esto ya es un circo de ver quien hace mas payasadas y pues así no, es mas ya ni Güiri- Güiri tenemos, era una de las cosas por las que se disfrutaban este tipo de eventos, además entre que desaparecieron a mi equipos así nomas porque si, el fracaso y las tranzas de la Liga MX, Payan y sus cosas de siempre, Cristiano Ronaldo que me cae mal, los villamelones, chairos y  miles de cosas más es que han hecho que mi amor por el futbol ya no sea el mismo, así que pues cada quien sus gustos y cada quien que haga lo que quiera, pero yo ya no hare mas el ridículo vistiéndome de verde, si ganan que bueno, la verdad me dará gusto, pero pues ahora si ¿Para que los apoyamos si ya sabemos cómo son?

 

Twitter:@alfredo_moz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *