Lo que mal comienza…

dicen que lo que mal empieza mal acaba y desafortunadamente esta frase encaja perfectamente en la situación en la que hoy se encuentra el Atlético San Luis.

¿A quién culpar, a los jugadores, al cuerpo técnico, al dueño, a la afición? Hay muchas preguntas y podemos señalar a cualquiera la culpa la podemos repartir entre todos pero la realidad es que hoy por hoy el futbol en San Luis Potosí está muy, pero muy lejos de poder volver a figurar ya no digo en el futbol nacional, San Luis ni siquiera está cerca de figurar en una liga mediocre como es la liga de ascenso.

Apenas a finales de este verano todo pintaba casi perfecto, inversionistas que parecían comprometidos, un Jacobo Payan dispuesto a repartir las rebanadas del pastel , llegaban jugadores que ya habían estado en esta plaza y jóvenes con mucho talento, se hablo de nuevos patrocinadores y todo parecía que pintaría para tener un torneo digno, pero poco a poco todo este proyecto se fue cayendo a pedazos, primero el “pleito Payan-Bolívar” a final de cuentas nunca supimos la verdad absoluta, después la renuncia de Davino y Braulio Luna para que después vinieran con un siempre no disculpe usted, nos vamos a quedar.

En lo futbolístico San Luis destaco poco, el inicio parecía prometedor, en el torneo de copa los potosinos nuca fueron menos que Monterrey o Santos, en casa parecía que nadie los podía detener, pero este equipo fue de más a menos, al transcurrir de las jornadas la realidad nos alcanzo, Olmedo, Tahuilan y Cervantes ya no son los mismos, Braulio tiene toque se sacrifica pero la edad pesa, Davino como cualquier técnico es terco y no se cansa de alinear a quien no encaja, poco a poco los resultados terminaron demostrándole a Davino que se equivoco. En cuantos a los juegos de visita mejor ni los menciono, solo tres puntos.

¿Entonces a quien le reclamamos? Creo que aquí los culpables somos todos incluidos nosotros los aficionados, el principal culpable para mi sin duda es Jacabo Payan, vive en otra época, estancado, pensando que en pleno 2014 puede manejar un equipo como  lo hacía en 1994, el mundo ya cambio, la institución no tiene pies ni cabeza, los jugadores no saben a dónde llegan, no hay gente realmente comprometida, y  cuando digo que no hay gente comprometida hablo de la gente de cancha y de la gente de pantalón largo, no hay un líder y para quienes queremos al futbol de esta cuidad nos duele esta situación, duele porque la cuidad da para mucho mas yo me pregunto ¿Porque tener ahí a los mismos de siempre, porque no permitir la llegada de gente nueva e innovadora, gente con ganas de hacer las cosas bien?… Díganme loco pero creo que un equipo de futbol si puede ser autosustentable,  ir al estadio debe ser una experiencia, estando en la liga de ascenso es difícil hacer que los pequeños se acerquen al equipo pero a nivel local se pueden hacer muchas cosas, el manejo en redes sociales y prensa es pésimo, hay gente manejando redes sociales y no tienen ni idea de cómo se usan, en fin como al equipo lo tienen patas para arriba.

Jacobo Payan puede pasar de villano a héroe, hay quienes dicen que si no fuera por el, ni futbol de ascenso tendríamos y sí, eso es cierto pero de nada sirve tener una institución que navega en la mediocridad y en la incertidumbre financiera, la afición también ha fallado siempre están los mismos 7mil de siempre, aun así San Luis es la mejor plaza del ascenso pero eso no basta para ascender, no sabemos que pasara en el futuro, Payan necesita abrir los ojos a este nuevo mundo y quedarse en el pasado, si el realmente quiere al futbol debe buscar inversionistas, rodearse de gente que si quiera hacer bien las cosas y sobre todo gente que si sepa de futbol, el barco se hunde y de seguir así vamos a tener muchas más temporadas como esta.

Twitter: @alfredo_moz

Pueden dejarnos aquí sus comentarios o en nuestra pagina de FB

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *