Pecados madrileños.

      No hay comentarios en Pecados madrileños.

Esta directiva sabe venderse bien, te ofrece la visión de un equipo serio, competitivo, profesional, presentación rimbombante de refuerzos, un manejo casi perfecto en redes sociales. La academia, las fuerzas básicas. Y si, todo muy bien, el proyecto marcha viento en popa, pero ¿Y el primer Equipo?
Desde el torneo pasado se careció de alma en la cancha, y a apenas dos jornadas y un juego de copa el equipo ha lucido desabrido. El primer juego ante Oaxaca fue un desastre, los Alebrijes jugando a medio gas hicieron pedazos a la defensa potosina, ni que decir en el juego de Copa donde Celaya de verdad hizo más que evidente la falta de trabajo en la defensa, contra Juárez el equipo ya mostro un poco de más futbol pero las fallas defensivas volvieron a dejar a San Luis sin conseguir puntos.
Este martes se juega la segunda fecha de la Copa visitando a Pachuca y San Luis lleva todas las de perder, a menos de que suceda algo verdaderamente extraordinario los potosinos podrían llevarse el triunfo. Con lo que puede ser una cuarta derrota a cuestas el equipo llegaría muy presionado a su juego contra Tampico de donde no sacar un buen resultado la cosa se va a poner fea. La exigencia al equipo bien en medida del proyecto que se nos está ofreciendo y estamos lejos de ver buenos resultados en la cancha.
La directiva se vende como si tuviéramos un equipo verdaderamente exitoso y no está mal, pero la realidad en la cancha dista mucho del producto que nos están ofreciendo, solo esperamos que con la incorporación de Abrante e Ibáñez el equipo mejore notablemente porque hasta ahora ha desencantado a la afición, los extranjeros deben marcar diferencia, Espiricueta debe entender y querer, porque la verdad es que no se le notan ganas de sobresalir.
Avaricia o desconocimiento del mercado.
La semana pasada fue anunciado un juego amistoso contra el NYFC, de las MLS, anunciando con bombos y platillos la llegada del Cuaje villa y Patrick Vieira, un juego que la verdad no tiene razón de ser, un juego a destiempo y que si bien la idea es hacer sonar la presencia del San Luis a nivel nacional, este en un juego que además de no tener razón de ser, se están cobrando las entradas a un precio desorbitante. Los precios son simplemente ridículos, boletos que no están al alcance de la mayoría de cualquier familia, la directiva en su afán de querer ganar adeptos cae en este tipo de errores, entendemos que el futbol es negocio, pero queremos un futbol para todos y accesible para toda clase social.
Luis Torres Septien y Alberto Marrero deben aterrizar un poco más en la realidad del aficionado potosino. No la caguen más, porfa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *